Modelos de Reloj

Consejos para hacer más llevadera la vuelta al cole

Finalmente ha llegado el momento, septiembre está aquí, el mes más difícil para muchos niños y niñas. Las vacaciones y el tiempo libre infinito llegan a su fin, toca forrar los libros de texto, meterlos en la mochila y madrugar para ir al colegio. Después de más de dos meses de vacaciones, esto crea días frenéticos, tanto para los padres y madres como para los hijos e hijas. Los más pequeños de la casa comienzan una nueva rutina y hay que estar preparado y no dejar nada a la improvisación.

Son unos días muy complicados para nuestros pequeños estudiantes. Son invadidos por multitud de sentimientos encontrados, la alegría por comenzar una nueva etapa llena de proyectos enriquecedores, la tristeza por el final del verano, la incertidumbre por saber cómo aceptarán los cambios y el tiempo que tardarán en acostumbrarse a ellos. Por este motivo, hoy os traemos una serie de consejos que ayudarán a los peques a adaptarse mejor a la vuelta al cole.

Cambia progresivamente los horarios

Esto es algo casi obligatorio para ayudar a los niños y niñas en la vuelta a las clases. Durante los meses de verano los niños han tenido una rutina completamente distinta. Se han acostado más tarde, han dormido más horas y han tenido un horario completamente distinto de comidas. En los primeros días del mes de septiembre hay que comenzar a habituar el cuerpo para que el primer día de cole no sea difícil tener que madrugar..

Físicamente debemos acostumbrar el cuerpo a los madrugones, las jornadas escolares y el ejercicio intelectual. Lentamente adelantamos la hora de acostarse y levantarse del niño. Además, los días comienzan a acortarse, cosa que puede ayudar a adelantar la cena, el baño y la rutina nocturna.

Preparad juntos el material escolar

Antes de que comience el curso, toca el abrumador día de comprar todo el material escolar que los niños van a necesitar durante el curso. Estuches, agendas, lapiceros, pinturas y lo más importante: los libros. Esto supone un gran quebradero de cabeza para los padres y madres, aunque siempre les queda la opción de aprovechar lo que tengan en casa del año anterior.

En lo que se refiere al material escolar, es bueno involucrar a los más pequeños en los preparativos de la vuelta al cole. Podemos ir con ellos a comprar el nuevo material escolar, mirar los uniformes, elegir la mochila, forrar juntos los libros… Esta es una forma de que ellos vayan tomando contacto con esta nueva etapa que están a punto de comenzar. Y siempre es bueno permitirles un pequeño capricho, como que elijan la agenda, estuche o la mochila que más les gusta, para que así sientan más ilusión por comenzar las clases y estrenar su material escolar.

Otro capricho puede ser un dispositivo tecnológico, ya que causan mucho interés en los niños. Pero que además les sea de utilidad durante el curso. Como por ejemplo una tablet que les ayude a hacer los deberes, los cuales cada vez están más informatizados. Las tablets de SaveFamily son el dispositivo idóneo para los niños, ya que están certificadas por Google y cuentan con la plataforma Google Classroom. Pero también cuentan con doble sistema de control parental para que los niños no naveguen en webs con contenido delicado o sensible.

Cread un calendario

Una vez los niños hayan comenzado las clases, es recomendable que los padres y madres ayuden a los niños a establecer un calendario con unos horarios. Sobre todo cuando llegan a casa por la tarde. Así favorecemos durante toda la semana que tengan tiempo para hacer los deberes, ir a alguna clase particular o extraescolar y tener tiempo para el ocio.

A la hora de hacer los deberes, es recomendable hacerlo de la siguiente manera. Primero deben realizar los deberes de las asignaturas que les supongan una dificultad media, y así realizan un “calentamiento” para después poder realizar los deberes de las asignaturas que les suponga una dificultad alta, como puede ser matemáticas. Después de hacer los deberes de estas asignaturas, están agotados, por lo que ya pueden realizar las tareas de asignaturas de dificultad baja, para así ya comenzar a relajarse. Y si les supone alguna ayuda para concentrarse, pueden reproducir música relajante de fondo. Pueden dedicar alrededor de una hora y media a los deberes de lunes a jueves, y darle comienzo al fin de semana el viernes por la tarde, ya que estarán agotados y lo estarán deseando.

Y si tienen problemas para buscar tiempo para el ocio por la tarde. Siempre pueden cenar temprano y dedicar una hora antes de acostarse para ver sus dibujos favoritos o jugar a algo tranquilos.

Los relojes de SaveFamily, en concreto, el smartwatch modelo Iconic Plus, es un accesorio ideal para ayudar a los niños a la hora de establecer un calendario. Lo pueden hacer a través del propio reloj gracias a la Agenda que traen y así aprender la importancia de organizarse para tener tiempo para las responsabilidades y el ocio.

Visitad el colegio antes del comienzo de las clases

Este consejo es especialmente útil para aquellos niños que comienzan el curso escolar por primera vez o lo hacen en un nuevo colegio. Durante las vacaciones hay horas muertas y puede ser enriquecedor emplearlas en hacer una visita al colegio para familiarizarse con el recorrido. Tanto si llegan andando como si es necesario utilizar el vehículo para trasladarse allí. Realizar el recorrido en los días previos al arranque del colegio puede ayudar tanto a padres como a hijos a conocer las mejores rutas, saber si hay problemas de tráfico, y tener mayor sentido de la ubicación cuando haya que desplazarse en el primer día de la vuelta al cole.

Si el curso comienza en un nuevo colegio, la adaptación puede ser más difícil. Explicar por qué se produce el cambio, siempre adaptado a su nivel, le ayudará a entender las novedades. Nuevos compañeros, aprendizajes interesantes, actividades divertidas, nuevos retos… cuéntale todo lo positivo de la nueva etapa que comienza y haz de ella algo que les cause ilusión y curiosidad.

Una vez comenzado el curso, si ya tienen la edad suficiente y el colegio está a una distancia razonable, pueden comenzar a ir al colegio ellos solos. Con los relojes de SaveFamily, los padres y madres no tendrán que preocuparse tanto, ya que los relojes cuentan con localizador GPS y una ruta histórica que muestra por dónde ha estado el niño o la niña, además de un área segura que permite conocer si el pequeño sale de una zona que le hemos marcado.

Dedícale tiempo a tu hijo o hija

Aunque el primer día sea complicado para los padres y madres debido a la rutina laboral y las obligaciones, es esencial poder dedicarle el máximo tiempo posible a los niños. Los padres son una figura esencial de acompañamiento, por lo que es conveniente acompañarlo a la entrada e ir a buscarlo en la salida, al menos los primeros días. También podéis comenzar el día juntos y sin prisa. Es muy importante desayunar todos juntos antes de ir al colegio. El desayuno es la comida más importante del día y fundamental para que los niños puedan afrontar la jornada escolar con energía.

Se puede dejar la mesa preparada para el desayuno la noche anterior y podremos levantarnos unos minutos antes para sentarnos todos alrededor de la mesa y disfrutar del primer momento del día y de los primeros días de clase.

Paciencia

Los cambios generan en nosotros incertidumbre y nervios, la clave fundamental es la paciencia. Al comienzo puede estar más retraído en sus relaciones sociales o mostrarse más tímido que de costumbre. Cuando el sentimiento de seguridad y control se vaya asentando todo irá sobre ruedas. Si nos mostramos temerosos o inseguros le transmitiremos ese sentimiento de manera inconsciente. Crear una expectativa positiva de todo el proceso nos llevará a afrontarlo de esta forma y, lo mejor de todo, haremos que los niños aprendan a verlo así.

 

Estos son algunos consejos que pueden servir de utilidad para una mejor adaptación a la vuelta al cole. Es muy importante hacerle más cómodo este nuevo cambio a los más pequeños y hacerlo de manera paulatina. Los niños vienen de disfrutar del calor, la playa, la piscina y los amigos, y sus horarios y rutinas están totalmente cambiados. Es cierto, el verano acaba, pero comienza una ilusionante etapa de desafíos y aprendizajes que todos podemos disfrutar.

Back to list

Deja una respuesta